Comparación de la política de terrazas entre Perú y Japón

Autor: Noriyuki Baba – II Congreso Internacional de Terrazas (Cusco 2014)

Enfocando las características similares de las áreas montañosas entre Perú y Japón, intentaré formular una nueva recomendación y observación respecto a las políticas para las tierras terraceadas (con andenes) en el Perú, comparando la situación actual y los asuntos problemáticos en cada país y contrastando con la política en Japón.

UNO: Características similares en Perú y Japón: andenes y Tanada


Las tierras agrícolas terraceadas en el Perú se denominan  “andenes”. No está determinada la época del origen de los andenes, aunque se presume que empezaron a construirse masivamente en la época “Huari” (siglos  V-VI  d.C.), pero  sí se sabe  que  se llegó a dominar la técnica de su construcción y se llegaron a construir  hasta casi un millón de hectáreas en todo el Perú hasta los tiempos de la era incaica. Actualmente  se ha determinado que la superficie de andenes es de 341 mil hectáreas en 11 regiones  del Perú, según el inventario de la investigación de andenes realizado por AGRORURAL.

Las terrazas en Japón se denominan “Tanada” y están determinadas como las tierras agrícolas con pendientes mayores al 20%. Japón  está ubicado en el área del noreste asiático y 74% del territorio japonés está ocupado por superficies montañosas. En dichas superficies existen alrededor de 2 millones de hectáreas de tierras agrícolas, siendo éstas correspondientes al 40% del total de tierras agrícolas de Japón. El origen de Tanada tampoco está identificado, como en el Perú, pero se estima que data alrededor  de la era “Asuka” (siglos VI- VII  d.C.), aunque otra tesis indicaría que empezó a construirse Tanada en la era de “Kojun” (última etapa del siglo III d.C.). Posteriormente,  las Tanadas se desarrollaron masivamente  en la época de “Edo” (siglo XVII  d.C.) a nivel nacional, y en la actualidad se contabilizan 169 mil hectáreas según la evaluación estadística del Ministerio de Agricultura de Japón (MAFF).

En el cuadro de comparación se puede observar algunas características similares respecto a la estructura agrícola en el área montañosa  (o sierra) entre Perú y Japón. En las primeras dos filas se indica que la agricultura de la sierra es muy importante para las polí- ticas socio-económicas en ambos países, porque la superficie agrícola de la sierra o área montañosa ocupa el 46% y 43% de sus áreas nacionales para Perú y Japón, respectivamente. También la producción agrícola de la sierra se encuentra  desarro- llada  entre  el 64% y 43% de los productores totales a nivel nacional en el Perú y Japón, respectivamente.  Por añadidura, ambos países  se están enfrentando a la misma problemática política puesto que la Tanada o los andenes siguen siendo abandonados, por lo que la superficie de abandono ha aumentado  desde los últimos 20 años como se constata  en la fila ‘ratio terrazas abandonadas’, donde se indica que es del 24% en Perú y 13% en Japón.

Ahora, ¿por qué ocurre el abandono  de las terrazas? Se ha observado que el tamaño de la superficie de las propiedades de las familias dedicadas a la agricultura en la sierra o área montañosa  es muy pequeña, además que sus parcelas tienen pendientes pronunciadas; como se presenta en los datos estadísticos (ver cuadro) dichas  superficies son 1,9 hectáreas  para una familia en el Perú y 1,1 hectáreas   en Japón, y el 94% de las tierras agrícolas de la sierra tienen pendientes mayores al 8% en el Perú y el 24% de las tierras agrícolas del área montañosa tienen pendientes mayores al 5% en Japón. Además, los productores agrícolas que tienen más de 65 años de edad representan el 22% del total de productores de la sierra en el Perú y 31% del  total de productores del área montañosa  en Japón. Los factores negativos son los que motivan  a los jóvenes de las superficies con terrazas (Tanada o andenes) a abandonar la actividad agrícola y emigrar a las ciudades; dichos factores negativos son causados por la baja productividad de la tierra agrícola y por las condiciones laborales ya que estas actividades demandan  esfuerzos que son muy duros y, además, el tiempo que deben dedicar al trabajo del campo en las áreas terraceadas es prolongado.

DOS: Funciones de Tanada en Japón


Con una vista notable, Tanada tiene no solamente una función particular como es la producción agrícola, sino también  varias funciones positivas para el ser humano y el medio ambiente:

1) Seguridad alimentaria y valor agregado (Producir arroz sano, seguro y sabroso)

Tanada presenta baja productividad agrícola por las condiciones desventajosas al ser un área de tierra pequeña y con pendiente. Sin embargo, se produce el arroz con alto valor agregado por las condiciones ventajosas para el medio ambiente diverso y hermoso, por la gran diferencia de temperatura que hay entre el medio día y la noche, por el agua no contaminada, etc. Por ello, los consumidores  urbanos empezaron a reconocer el valor agregado y la importancia del producto sano y seguro, conllevando a que el arroz producido en Tanada sea popular como una marca de “Tanada mai”. Recientemente está aumentando el contrato directo de dicho arroz entre productor y consumidor a través del sistema de adopción o de la venta directa.

Tanada sembrada con arroz

2) Conservación y retención de agua (Abastecer del recurso hídrico precioso)

En Japón se presentan  aproximadamente 1700 mm de precipitación anual y 74% del territorio  japonés está constituido por el área montañosa;  los ríos son muy angostos y con pendientes pronunciadas. En dichos contextos, los recursos hídricos descargan rápidamente al mar antes de ser usados en el territorio. Sin embargo, la zona de Tanada y también de bosques cumplen el servicio ecosistémico de devolver el agua retenida, durante la infiltración, en la Tanada hacia el río, poco a poco o drenando al acuífero a través de sistemas de reservorios y canales y/o por el mecanismo de retención de agua en el suelo. Es decir, que la Tanada contribuye a abastecer y distribuir el agua de forma estable desde las zonas rurales a las urbanas.

Conservación y retención de aguas

3) Control de inundaciones (Tanada es una presa verde)

Cuando en Japón ocurren fuertes preci- pitaciones, y cuando  se tienen las condi- ciones de que el área transversal  del río es angosta y longitudinalmente   es de pen- diente pronunciada, hay propensión para que ocurran inundaciones. Por otro lado, la Tanada funciona como una pequeña presa para mitigar y controlar las inun- daciones, como servicio ecosistémico, re- teniendo la lluvia densa de la cuenca pero sin que descargue el agua directamente al río, porque la Tanada tiene una capa- cidad para almacenar el agua de 2.700m3/ ha, calculado a partir de un pequeño di- que (30 cm de altura) a lado de la parcela y dentro de esta parcela, hay una lámina de agua (3 cm). Multiplicando  la superfi- cie total de Tanada en Japón (221 mil ha) con la capacidad de en m3/ha indicada,  se estimarán 5 900 millones m3  de capacidad para mitigar/controlar las inundaciones a nivel nacional, determinando  que serán correspondientes a seis veces la capacidad del embalse de la presa Poechos en Piura (1 000 millones  de m3). Si se abandonan las Tanada, como consecuencia negativa desaparecerán los servicios ecosistémicos señalados.

Tanada es una presa verde

4) Conservación de tierra nacional (Prevenir el deslizamiento, el colapso y la erosión del suelo)

El área de Tanada mayormente  está ubicada en la zona donde son propensos los deslizamientos causados por las intensas lluvias, que penetran la capa arcillosa en el subsuelo de la tierra inclinada. Sin embargo, la Tanada tiene la función de que el agua no infiltre rápidamente  al subsuelo, a partir ya que se desarrolla una capa dura que impermeabiliza el suelo en la base de la parcela, lo que impide el paso del agua hacia el subsuelo de tal manera que se puedan realizar las labores agrícolas como roturación,  gradeo y nivelado de la parcela de arrozal, con el fin de producir el arroz. Si se abandona  la actividad  agrícola, se generará  una grieta en la capa dura al secarse el suelo, consecuentemente aumentará su permeabilidad y cuando llueva mucho el agua penetrará masivamente a la capa más profunda, lo que provocará el deslizamiento. Además la Tanada previene la erosión del suelo con el pequeño dique al borde de la parcela. Según el monitoreo en la provincia de Higashikubiki de la prefectura de Nigata del Japón, se ha identificado que la erosión del suelo en la parcela abandonada aumenta tres veces en comparación con la parcela bien mantenida para cultivar el arroz.

Conservación de tierra nacional

5) Conservación de biodiversidad y el ecosistema (conservar y aumentar las diversas flora y fauna silvestres)

En el área de Tanada están instaladas muchas acequias que tienen las funciones de riego y drenaje y también existen reservorios y/o terrenos pantanosos para que los animales y peces puedan vivir fácilmente en las acequias y las parcelas de arrozal. Con este sistema físico y con la calidad de agua no contaminada,  se está estableciendo y sintonizando favorablemente el medio ambiente para mantener y conservar los ecosistemas de biodiversidad alrededor de la zona de Tanada.

Conservando la biodiversidad

6) Recreación y educación (Tanada es un pueblo original del corazón japonés)

El área de Tanada se llama también “Satochi/Satoyam” que significa como un pueblo original del corazón japonés. Los ciudadanos se pueden relajar y recrear visitando y sintiendo  los paisajes tradicionales  de la tierra del arrozal, el medio ambiente hermoso con el agua y aire puro, la enverga- dura de la trascendencia histórica y las comidas típicas tradicionales  que se sirven en cada pueblo rural. Además, esas áreas son muy favorables como sede educativa para enriquecer y estimular la sensibilidad humana en los niños y los alumnos. Llamado como “Turismo  Verde” en Japón, está aumentando la afluencia de los urbanos que llegan para disfrutar del pueblo alojándose en las casas de los campesinos y/o teniendo experiencias agrícolas; en dichas afluencias se cuantifica  una población  de 12 millones (10% de total en Japón) que ha viajado al área rural durante el año 2010. Asimismo, el Estado está implementando  un programa educativo para 1,2 millones de alumnos de 10 años de edad, dándoles la oportunidad para tener la experiencia de la actividad agrícola y para aprender la importancia del manejo sustentable de la actividad humana respetando a la naturaleza y la biodiversidad en el área de Tanada.

Recreación y educación

TRES: Las políticas para la agricultura y el desarrollo rural en las áreas de colinas y montañas del Japón


Teniendo en cuenta las funciones mencionadas anteriormente, la Ley Básica en Alimentos, Agricultura y Área Rural fue reformada en el año 1999. La característica interesante en la reforma de esta ley fue precisamente el reglamento de un nuevo concepto principal para “Cumplir los roles multifuncionales  que la agricultura y el área rural tienen/sirven para varios beneficios de la población y el territorio  nacional”; otros conceptos generales de la seguridad alimentaria, el desarrollo agrícola y rural sostenible también  se encuentran en las leyes de otros países.

Bajo la nueva política, el MAFF le consultó al Consejo Académico Científico del Japón para que analice/evalúe  las multifunciones y sus valores monetarios desde una perspectiva científica y socioeconómica. Como consecuencia,  se ha reportado que al menos se cuentan  12 tipos de multifunciones, y que están contribuyendo a favor de los beneficios del valor monetario  con 108 billones de dólares americanos por año, que fueron evaluados desde una manera de alternativa socio-económica y por el análisis científico disponible.

Basándose en esta evaluación, las nuevas políticas del MAFF para financiar  e incentivar con fin de cumplir el objetivo del artículo 3 de la Ley Básica, han creado varios tipos de financiamiento y servicio del Estado como los siguientes:

1. Pago directo a los productores agrícolas en las áreas de colinas y montañas

Financiar directamente a los productores agrícolas y/o a las comunidades rurales, a través del pago directo, para complementar la diferencia del costo del cultivo por las condiciones de desventaja en las áreas montañosas respecto a la producción promedio de las áreas a nivel nacional, con el fin de que no abandonen las terrazas y las Tanada; para viabilizar la asociación del uso de máquinas agrícolas con las actividades productivas en las comunidades rurales, y para preparar nueva inversión agrícola para el futuro. El presupuesto anual del Estado se ha implementado con 285 millones  de dólares americanos  dirigidos a aproximadamente 1000 distritos ubicados en las áreas de colinas y montañas.

2. Pago directo a las comunidades rurales para mantener las multifunciones en el área agrícola y rural

Financiar directamente a las comunidades rurales para mantener las infraestructuras agrícolas así como el acceso a las parcelas y el sistema de riego etc., para conservar el medio ambiente, la biodiversidad,  el paisaje en buen estado y para mejorar la calidad del recurso rural a través de las actividades conjuntas involucrando a los ciudadanos  civiles. El presupuesto anual que el Estado ha destinado  es de 482 millones de dólares americanos dirigidos a aproximadamente  2 millones de hectáreas de tierra agrícola, a nivel nacional.

3. Pago directo a los productores agrícolas para promover la gestión del cultivo para que no afecte al medio ambiente

Financiar directamente a los productores que realicen actividades agrícolas de conservación de la biodiversidad o para adaptarse al Cambio Climático, con la condición obligatoria de reducir más del 50% del uso de fertilizantes y pesticidas químicos, con una inversión de 26 millones de dólares del presupuesto anual del Estado.

4. Financiamiento para promover e incentivar la interactividad entre los urbanos y los campesinos

Financiar a las entidades  agrícolas, las cámaras comerciales locales, las comunidades rurales,  las ONGs, etc., para promover las actividades de interacción entre los urbanos y los campesinos a través del servicio de salud, del programa educativo y del turismo verde, en los que se realizan las experiencias agrícolas y de recreación en el área rural, vinculándose con las políticas de los otros ministerios, con una inversión de 21 millones de dólares del presupuesto del Estado.

5. Proyecto educativo para aumentar las experiencias rurales de los niños y alumnos

Financiar, a las comunidades rurales y a las escuelas primarias,  el costo de la inversión de la infraestructura y el gasto de preparativos para viajar al campo, para el alojamiento en los hogares campesinos o en los hospedajes rurales, de 1200 alumnos de 11 años de edad, a nivel nacional, para que tengan experiencias agrícolas y naturales, etc., con el fin de educarlos y capacitarlos, dentro el presupuesto disponible de MAFF y del Ministerio de Educación; la inversión es de 48 millones de dólares.

6. Servicio estatal de las informaciones y los eventos para incentivar las actividades a nivel local y privado

Servicios de guía e información de las tiendas de venta directa del producto agrícola, los hospedajes rurales y hogares campesinos para alojarse en el campo, las ofertas de adopción de Tanada, los eventos locales tradicionales, las comidas típicas rurales y los productos agropecuarios locales, a través de Internet por la web del Estado y del Gobierno Local o de otro medio masivo de comunicación,  etc. Además de la organización de los eventos Estatales, el Congreso Anual de Tanada se ha realizado en 20 oportunidades  hasta el año 2012 y los concursos de actividades en Tanada en donde se premia y publica la lista de las 100 sedes de Tanadas hermosas, conocidas y certificadas por el MAFF a nivel nacional, etc.

Combinando  los financiamientos   Estatales y las actividades locales/privadas mencionadas anteriormente, se  genera gran impacto socio-económico que ha llegado a 8,5 millones de los urbanos que han tenido  experiencias  agrícolas; 15 millones de visitantes  se han alojado en 13 mil hogares de campesinos u hospedajes rurales, 150 distritos se han introducido al sistema para la adopción de Tanada y 8 767 millones de dólares de ingreso mediante  17 mil tiendas de venta directa del producto agrícola en los últimos años.

CUATRO: Recomendaciones políticas para la recuperación de los andenes en el Perú


Las razones  por las que se están abandonan- do los andenes en el Perú serían causadas por varios factores socio-económicos, naturales, así como la falta de agua para riego, huaycos o sequías por el cambio climático, desventajas productivas con las pequeñas parcelas inclinadas y por las largas distancias para tener acceso al mercado. El MINAGRI, a través de AGRORURAL y del apoyo del BID, comenzará  el proyecto de recuperar los andenes a partir del año 2015 para mejorar, prioritariamente,  el sistema de riego en los 95 distritos  de 11 regiones,  con un monto  de inversión  de 23,5 millones  de dólares americanos. Esta inversión del Estado será apreciada como una política básica y profunda para solucionar el problema de la falta de agua.

Por otro lado, quisiera comentar otras políticas muy importantes a partir de las observaciones de las actividades humanas, enfocándose en quiénes son los protagonistas principales para reactivar y superar los andenes y qué necesitan para que ellos, a nivel del campo, se encarguen del destino, en el futuro, aprovechando las infraestructuras  hidráulicas mejoradas por el proyecto mencionado anteriormente.

Como se presenta  en la Fig. 1 de ratio de agricultores masculinos por altitud y edad, elaborada por el Censo Agropecuario 2012, resulta particular que los jóvenes agricultores  (con el rango de 15 a 29 años) solamente representan alrededor del 50%- 60% del total de agricultores de ambos sexos, en las zonas Quechua y Suni donde se encuentran  la mayoría de los andenes, contrastándose con la representación cercana al 70% de hombres jóvenes en el mismo rango de edad para la costa. Este fenómeno significa que los protagonistas que tienen la gran potencialidad para poder encargarse del futuro de los andenes (o sea hombres  jóvenes), están disminuyendo radicalmente; mientras tanto, las mujeres jóvenes y mayores deberán dedicarse al trabajo agrícola para complementar la falta de mano de obra de hombres jóvenes dedicados a la agricultura.

Por otro lado, hay algunos análisis evaluados por investigadores  (Claudio T. Ramos Vera, Ann Kendall, etc.) que indican que faltan trabajadores para las actividades agrícolas en el campo de los andenes, y que los jóvenes prefieren el trabajo de la minería a la agricultura o emigran a las ciudades con el objetivo de aumentar sus ingresos y donde la calidad de vida es más atractiva.  Se coincide en la relación entre el análisis y el resultado  estadístico del censo 2012. Es decir, que la razón principal de que los jóvenes estén abandonando  los andenes  es causado por la baja rentabilidad del ingreso que no satisface cuando se dedican al trabajo agrícola en los andenes.

¿Qué se necesitará  para solucionar este problema?  La respuesta  conceptual  será establecer el sistema rentable de la agricultura para que la vida rural sea atractiva  a los jóvenes  en los andenes.  Considerando la situación actual de que las mujeres son las protagonistas del mantenimiento de los andenes dedicándose a la actividad agrícola, sería vital implementar  dos puntos importantes, para: 1) reducir el tiempo de trabajo por parcela en el campo y librarlas del gran esfuerzo que demanda, y 2) reformar la estructura  familiar agrícola pudiéndose obtener el ingreso integrado no solamente por los hombres sino también por las mujeres, para mejorar y sustentar la calidad de vida, vale decir, generar  varias oportunidades para que las mujeres puedan elegir y empezar un nuevo trabajo sin la necesidad de emigrar a la ciudad. Pero, ¿cómo se va realizar en la práctica?

La primera medida es aumentar  el rendimiento del trabajo a través de la mecanización, que a la vez que reduce el tiempo del trabajo en el campo, ayuda en el esfuerzo que demanda. Si esto fuera exitoso, se podría reducir  el tiempo en estas labores y realizar otros trabajos que permitan mejorar la calidad de vida y poder dedicarse también a las actividades domésticas.

Tecnologia japonesa

Entonces, ¿en qué situación se presenta la mecanización en la sierra del Perú?

Como se muestra  en la Fig. 2, se puede decir que casi no está desarrollada la mecanización en la sierra, aun se están utilizado las herramientas tradicionales para arar la tierra con yunta o mano de obra con barreta o chaquitaclla, etc.; en comparación con la costa donde relativamente  está avanzada la mecanización al introducirse grandes máquinas agrícolas aplicables a las parcelas extensas y llanas.

En la Fig. 3, se muestra la diferencia de rendimiento  del trabajo y de la productividad de papa entre Perú y Ja- pón para el caso del área montañosa (aprox. 1,4 ha de parcela en Huánuco y Kagoshima) y la tierra en llanura (más de 20 ha de la parcela en Lima y Hokkaido). En Japón, la agricultura prácticamente está mecanizada incluyendo el área montañosa. En la región Huánuco,  se necesita alrededor  de 2 200 horas por hectárea con yunta y mano de obra. Por el contrario,  se necesitan  673 horas por ha (equivalente a 1/3 veces  de Huánuco) utilizando  pequeñas máquinas aplicables a las condiciones de parcelas pequeñas con pendientes, similar a los andenes peruanos. Además, la productividad agrícola (proporción del ingreso bruto dividido por el costo de la producción) representa el 74% en Huánuco, valor que no sería rentable, pero llega a 169% en Kagoshima que inclusive es más rentable que Lima (136%) y Hokkaido (149%). La alta productividad en Kagoshima sugiere que hay gran potencialidad de rendimiento del trabajo y de productividad en el área aparentemente  desventajosa (los andenes) para que puedan ser también  competitivas como en el área de la costa (área ventajosa), donde sí se introduce la mecanización adecuada y se gestiona la calidad de productos agrícolas, aunque falta analizar más detalladamente otras condiciones pro- ductivas así como la meteorología agroclimática, la variedad de semilla y la textura de suelo, entre otros.

Sin embargo, todavía existen temas pendientes para propiciar la mecanización en la sierra. Se están  generado  en el mercado grandes máquinas agrícolas aplicables a los grandes terrenos llanos de la costa, pero esas grandes máquinas no son aplicables para las pequeñas parcelas inclinadas de los andenes; aun no se están desarrollando  en el merca- do máquinas adecuadas para aplicarse a los andenes con las condiciones necesarias, tales como: 1) debe ser de tamaño pequeño para poder arar y voltear fácilmente en la pequeña parcela, 2) no dañar la estructura del suelo y muros por el peso de la máquina  y 3) debe ser ligera (aprox. 50 – 80kg) para poder cargarla a mano y transportarla en el camino de acceso donde hay muchos  escalones o barre- ras hasta llegar a la parcela. Además, teniendo en cuenta que los pequeños productores pobres de la sierra no tienen los recursos suficientes para invertir,  es necesario políticas integradas en el sector público y privado para incentivar la mecanización y promover el uso conjunto de máquinas para la comunidad o la asociación agrícola, a través de la creación de un sistema especial de financiamiento por parte del Estado y/o dar crédito con intereses anuales bajos; así mismo, articular las actividades de empresas privadas para desarrollar y establecer el sistema de oferta de precios atractivos para las empresas privadas y del servicio de mantenimiento para los productores.

Si avanza el sistema de riego y de mecanización en la zona de los andenes a través de las políticas mencionadas anteriormente se llegará  a los impactos socio-económicos para que se den las oportunidades y poder cultivar más variedades de productos agrícolas (flores, frutas y hortalizas, etc.), para extender las superficies de cultivos en las áreas recuperadas de los andenes, y también para producir durante el tiempo que las mujeres y ancianos les puedan dedicar a estas actividades para obtener sub-ingresos complementarios  a otras actividades rurales.

Sin embargo,  bajo la condición climática difícil en las áreas más altas a 3000 msnm para introducir los nuevos cultivos con valor agregado,  se está continuando con la producción del cultivo tradicional como papa nativa, maíz, tubérculos (ollu- co y oca), pastos y quinua,  etc. Estos cultivos son mayormente para autoconsumo y sus precios son bajos en el mercado excepto el de la quinua. Por ello, será necesario tomar otra estrategia comercial enfocan- do al cultivo orgánico y a la característica de productos agrícolas de andenerías que contienen los componentes saludables y sanos para la salud así como la antocianina (antioxidante) efectiva ante la obesidad, la diabetes y la arterioesclerosis, vinculándose a la contribución de la investigación de la industria de la medicina y/o la sociedad gastronómica   (APEGA), etc., para poder ser atractivo para los consumidores.

Por otro lado, el área de andenería tiene varios valores como el paisaje hermoso, la historia y el medio ambiente para atraer el interés de los visitantes.  Sin embargo, la gente que vive allí no reconoce que su pueblo y territorio tienen tanto valor. Por ello, para aumentar la calidad de vida y sentir la dicha de vivir en su pueblo, será vital obtener ingresos adicionales aprovechando los recursos territoriales a través de otras actividades como el turismo, artesanías,  productos  procesados agrícolas con el valor agregado y la venta directa, etc. Para llegar a este nivel, es necesario el fuerte apoyo y consenso en el sector público y privado a nivel nacional, fortaleciendo las políticas dinámicas y continuadas para promover el “Inca-turismo”, el sistema de adopción de los andenes o terrazas, los programas educativos para entender la importancia de la cuenca alta y los andenes, y los intercambios  y entendimientos mutuos entre urbanos y campesinos, etc.

Para promover estos movimientos  a nivel nacional  e internacional,  será importante evaluar los valores múltiples que los andenes tengan desde una perspectiva científica  y socio-económica,  particular- mente por la parte del Estado y de la sociedad académica para entender y reconocer la importancia  de los andenes y sus valores, incentivando  todas las actividades en el sector público y privado con el fin de recuperar y sustentar los andenes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

CONCLUSIÓN


Todo dependerá de las políticas que se promuevan desde el Estado y del consenso a nivel nacional para que sean exitosas o no las recuperaciones y la reactivación de los andenes en el futuro, aunque es evidente que se afrontarán  muchas dificultades. Pero aseguro que el Perú podrá superar estos temas pendientes y llegar al futuro con éxito si continúan con las actividades para promover el respeto al patrimonio vivo de los andenes.

Espero que las experiencias  japonesas les sirvan a las políticas peruanas.

Anuncios

4 pensamientos en “Comparación de la política de terrazas entre Perú y Japón

  1. Muy interesante amigo Ronald, te felicito por esta información, ojala hubiera algún gobierno que tomara esto y comenzara aplicarlo, a travez del MINAG y asi hubiera mas oportunidades de trabajo para tanto profesional que hoy están sin trabajo y se reduciría los efectos de los fenómenos naturales. Los andenes como tambien las zanjas de inflitracion en la sierra.

    Ing. Armando Taboada

  2. Maravillas del ingenio y disciplina humanos. Éxitos hermanos peruanos con esta iniciativa tan necesaria para todos.

  3. Pingback: Comparación de la política de terrazas entre Perú y Japón | Hidráulica Inca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s