Tambomachay: un templo al agua

Tambomachay forma parte del paisaje en una clara sintonía con su entorno

Autor: Ing. Ronald Ancajima Ojeda

Es impresionante las evidencias físicas que nos dejaron nuestros ancestros, aspecto que nos recalcó un arqueólogo Colombiano cuando visitamos uno de sus museos, el nos señaló lo siguiente: “…ustedes en Perú tienen la evidencia física de su extraordinario pasado, por las construcciones en piedra que les dejaron, producto del clima donde se desarrollaron, por el contrario, nosotros, no tenemos muchas de esas evidencias, al tener un clima tropical nuestras construcciones fueron de madera o guadua (una especie forestal similar a la caña bambú o guayaquil)…les tengo una envidia sana

Cuanta razón tiene este amigo, vamos a compartir en esta oportunidad sobre Tambomachay.

Tambomachay se ubica a escasos 8 km de la ciudad del Cusco y forma parte del Parque Arqueológico de Sacsayhuaman, lo encontramos sobre los 3,700 msnm por encima del Cusco (3,470 msnm).

Ubicación de Tambomachay

Llegamos a Tambomachay a las 11.00 am, luego de un corto recorrido desde el Cusco. Este lugar presenta todas las comodidades para recibir la visita de turistas de todas partes del país y del mundo.

El suscrito viajó en compañía de la Arqueóloga Norfi Cornejo Gallegos, una profesional con más de 20 años de experiencia en trabajos realizados en el Cusco. Fue nuestra guía por todo febrero, tiempo que demoró hacer estos recorridos que hemos llamado la Ruta Inca del Agua en la Región Cusco.

Al llegar a Tambomachay nos recibe una plantación de queñual, noble árbol, de esta parte de país quien con su suave corteza ayuda en los ascensos, cuando se requiere, tal como lo experimenté cuando viajábamos rumbo a la parte alta de Sacsayhuaman; aparte de propiedades curativas que se le atribuye por ejemplo como tratamiento en la diabetes (se usa su corteza).

Plantaciones de queñual nos reciben en Tambomachay

Ingresamos y ya nos impresionamos con la presencia de un muro inca, el mismo que no ha sido intervenido en los procesos de reconstrucción y se mantiene intacto, tal como lo dejaron los incas. Al final de este hermoso e imponente muro inca se ubica una paqcha o fuente de agua, que de manera permanente vierte sus aguas en señal de saludo de las personas que lo visitamos.

Luego de admirar esta hermosa fuente de agua y pensar ¿con qué fin construyeron nuestros abuelos semejantes estructuras? seguimos nuestro camino, rumbo a la paqcha sagrada o lugar ceremonial de Tambomachay.

Ingresando a la parte donde se ubica la parte ceremonial encontramos un pequeño riachuelo, en su margen izquierda se ubica la fuente ceremonial y en la parte derecha una construcción, a manera de torre de vigilancia, que nuestra guía nos explica es un ushnu, que es una construcción en forma de pirámide con fines ceremoniales, desde donde el Inka o Sacerdote dirigía la ceremonia o festividad que ahí se realizaba. Esta es una señal de la importancia religiosa que tuvo este lugar.

Este ushnu es una conformación rocosa, que en su base han construido un conjunto de tres andenerías. Encima de la conformación rocosa, construyeron un muro con piedra con la idea de confinar el lugar y darle la prestancia que esa huaca tiene.

Ushnu en la margen izquierda del riachuelo que cruza Tambomachay

Al frente de este ushnu, en la margen derecha del riachuelo, apreciamos el hermoso Templo al Agua que representa Tambomachay, simplemente la descripción literal que podamos hacer de este mágico lugar siempre quedará corto, y probablemente, no capte en su integridad el mensaje que nos envían nuestros antepasados.

Apreciamos un conjunto de tres sistemas de andenes, en el segundo anden, se ubica el canal de derivación de las aguas, que indican provienen de un manantial, que vierte sus aguas en una sola caída, para entregar sus aguas en una poza, que vierte luego sus aguas en dos hermosas chorros a una poza de captación. Cuenta la leyenda que a este lugar venia el Inca Yupanqui a cazar, energizarse y tomar estas aguas que, según  nuestra guía, tenia el poder de la eterna juventud. Claro que nosotros tomamos una botella generosa de este mágico lugar y llevamos al Cusco para hacerlo en el transcurso de los días que estuvimos haciendo este recorrido. Encima de estos hermoso chorros apreciamos un conjunto de cuatro (04) hornacinas, lugar de ofrenda que señala una vez más lo sagrado del lugar y probablemente la importancia ceremonial de este recinto.

En la parte derecha de este hermoso Templo al Agua, apreciamos dos hornacinas de un tamaño promedio de 2 m, es seguro el lugar sagrado más importante de Tambomachay.

La construcción de estas hornacinas revelan la fineza de su construcción: bloques de piedra perfectamente tallados y con el acabado adecuado para su estabilidad, con un acabado almohadillado que se presenta en recintos importantes, como el Qoricancha.

Las personas que visitan Tambomachay le dedican en promedio unos quince minutos, tiempo que les deja por lo general el guía contratado. Nosotros, como es obvio, le dedicamos todo el tiempo necesario, y siento que nos quedamos cortos, para asimilar en su real magnitud el mensaje de nuestros abuelos. Esperábamos momentos de soledad, para escuchar el sonido del aire, la caída del agua, el canto de un ave y revivir lo que pudo ser para el Inca, Tambomachay.

A continuación un breve resumen en forma de vídeo:

Un pensamiento en “Tambomachay: un templo al agua

  1. Pingback: Tambomachay: un templo al agua | Hidráulica Inca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.